22 de julio de 2024

“Se nos mojaron en la caseta más de siete mil libros”

Las tormentas de agua y granizo que sacudieron el sábado la Diada de Sant Jordi provocaron en Barcelona importantes daños en casetas y libros. Uno de los momentos peores de la jornada fue la que se vivió por la tarde en el stand de firmas de la librería La Central en paseo de Gràcia cuando ráfagas de viento devastaron la instalación, provocando varios heridos leves y la pérdida de abundante material. “Todavía es pronto para hacer una evaluación precisa, pero calculo que se nos mojaron allí unos siete mil libros, de los que hay que ver aún qué cantidad podremos recuperar”, explica Antonio Ramírez, propietario de La Central y que vivió en directo la catástrofe. “Quizá se salven un 30 %, pero sumando los libros destruidos y otro material que perdimos nuestras pérdidas se pueden elevar a unos 50.000 euros”. Ramírez considera que habrá una quincena de afectados como ellos. “Es difícil dar una cifra total, pero puede multiplicarse por 15 la nuestra”.

Seguir leyendo

Antonio Ramírez, propietario de La Central, estima sus pérdidas por la granizada de Sant Jordi en cerca de 50.000 euros. El editor Daniel Fernández regalaba al final sus ejemplares mojados en el stand de Edhasa