3 de marzo de 2024

Charles Mingus y Pachita: la curandera mexicana que no pudo salvarle

Debajo de una jacaranda de color naranja, Gobi Stromberg acaba de dejar a medias una sesión de psicoterapia para abrir la puerta de su casa en Cuernavaca. Ya en el jardín, junto a una fuente de piedra volcánica y a la sombra ahora de unas palmeras, esta antropóloga estadounidense se pone a recordar viejos tiempos antes de volver a terapia. Stromberg llegó a México siendo casi un bebé junto a sus padres, dos escritores de teatro que escaparon de la caza de brujas anticomunista de los años cincuenta. En ese entorno militante, por la casa familiar pasaron desde amigos personales de Martin Luther King, al líder de la organización de Malcom X, que salió de la consulta de un famoso dentista de Cuernavaca con unos dientes de oro.

Seguir leyendo

La leyenda del jazz se mudó a Cuernavaca en 1978 para tratarse a la desesperada de una enfermedad terminal. Tras una misteriosa operación acabó muriendo pocos meses después