23 de mayo de 2024

La interna libertaria amenaza con complicar el tratamiento de la ley ómnibus

 El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, y el jefe de bloque oficialista, Gabriel Bornoroni, evalúan la posibilidad de postergar al menos una semana el tratamiento de la nueva versión de la ley ómnibus, después de la extrema tensión que vivió la bancada libertaria en las últimas horas. 

«Nunca hubo una fecha fija, creo que hay cierta flexibilidad como para iniciar la discusión en las próximas semanas», dijo a LPO una fuente parlamentaria. «La ley bases la vamos a tratar con más tiempo», admitió Menem a LN+.

Como vino informando este medio, los bloques aliados de la oposición entendieron en sus conversaciones con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, que el debate con la nueva versión del expediente arrancaría en la semana del 14 de abril. De hecho, un radical que estuvo presente en la reunión de este jueves con Posse para presentarle el proyecto de reforma laboral elaborado por la UCR ratificó que la hoja de ruta original se mantendría y que habrá «plenario la semana que viene».

El plan del gobierno era convertir en dictamen el borrador que circuló esta semana entre gobernadores y legisladores el próximo 18 de abril, para darle media sanción en recinto una semana después. Con ese envión, calculaba la Casa Rosada, podría imponerle al Senado que dictamine el proyecto que salga de Diputados, a paquete cerrado, a principios de mayo y sancione la ley antes del 25 de mayo.

Sin embargo, el escándalo que implicó la intervención de Karina Milei en la bancada de La Libertad Avanza obligó a los vencedores a un despliegue extra para reordenar a sus diputados. «Es un ejercicio de contención política», respondieron cerca de Bornoroni ante la consulta de este medio después de la pelea que casi llega a la fractura.

Por los pasillos del Congreso, advierten que Menem «prometió mucho para dar vuelta a los zaguistas», en referencia a los casi 20 legisladores que en la reunión de bloque del pasado 20 de marzo, donde las diferencias estuvieron a punto de dirimirse a trompadas, bancaban a Zago. El magro saldo que el enfrentamiento dejó al ex jefe de bloque y Marcela Pagano se lee entre los oficialistas que se encuadraron bajo Karina y Menem con efecto disciplinador, a pesar de permanecer a salvo.

Por lo demás, la dilación también ofrecería al Poder Ejecutivo la chance de seguir negociando con los gobernadores, sobre todo aquellos que demandan compensaciones por los recursos que Javier Milei recortó. Los libertarios y los aliados se ilusionan con la posibilidad de alcanzar la aprobación con los 144 votos que otuvieron para la votación en general del expediente original el pasado 2 de febrero. 

Originalmente, estaba previsto que hubiera plenario de comisiones el 16 y 17 de abril. Evalúan postergar una semana el debate.