14 de abril de 2024

Milei dijo que para recuperar las Malvinas hay que equipar a las Fuerzas Armadas: «Tienen que ser capaces de defender el territorio»

En el acto central por Malvinas en Retiro, Javier Milei denostó la estrategia diplomática previa como «meras palabras en foros internacionales con nulo impacto en la realidad» y asoció el reclamo por la soberanía de las Islas con potenciar a las Fuerzas Armadas.

Previo a dejar una ofrenda floral en el Cenotafio a los Caídos junto a Victoria Villarruel, dijo que «para que una Nación sea respetada» tienen que darse dos condiciones: una economía próspera y «contar con Fuerzas Armadas capaces de defender su territorio ante cualquiera que pretenda invadirlo».

Sin dar precisiones, prometió un reclamo «real y sincero» basado en una «hoja de ruta clara para que las Malvinas vuelvan a manos argentinas». Antes, convocó a una «nueva era de reconciliación con las Fuerzas Armadas».

«Una era donde el apoyo a las Fuerzas Armadas venga acompañado de una economía pujante para que puedan contar con la tecnología y recursos necesarios para defender a nuestra patria con dignidad», dijo durante su discurso emitido por cadena nacional.

 No hay soberanía si la dirigencia política hace lo imposible para ensuciar el nombre de nuestras Fuerzas Armadas 

El libertario volvió a exaltar a la Generación del 80 y, en particular, a la figura del expresidente Julio Argentino Roca: «Él comprendió el mandato de una Argentina prospera y unas Fuerzas Armadas respetadas como base de una nación grande», sostuvo el admirador de Margaret Thatcher en el plano internacional.

No es la primera vez que el gobierno libertario habla de rediseñar el reclamo por la soberanía de las Islas. Semanas atrás, fue la canciller Diana Mondino quien habló de «cambio de estrategia» y aseguró que «Malvinas es una nube negra» en la relación con el Reino Unido.

Esas declaraciones surgieron en un contexto donde, como contó LPO, surgieron expresiones de malestar en diplomáticos de Cancillería por la falta de reacción de Mondino ante la ampliación de la zona de pesca británica en las Malvinas.

«No hay soberanía si la dirigencia política hace lo imposible para ensuciar el nombre de nuestras Fuerzas Armadas», dijo el Presidente, que insistió en la relevancia de potenciar a los militares para «consolidar la soberanía».

Encabezó un acto con Villarruel por el 2 de abril y cuestionó la vía diplomática previa: «Son meras palabras en foros internacionales con nulo impacto en la realidad».